Español




La separación cuando hay niños | Lindas Imágenes Amor Frases Románticas Anhelos Pensamientos

La separación cuando hay niños




Toda la familia vive un proceso de adaptación al cambio. 
Es recomendable que, como adulto, tengas apoyo externo al núcleo familiar para poder compartir las sensaciones y las dudas al proceso que se vive. Evitando así el contagiar a tus hijos de tu estado de ánimo.

Paciencia y calma
Toda separación tiene repercusiones en los niños y adolescentes implicados; la conmoción, frustración, enfado, tristeza y preocupación son parte de los estados de ánimo a los cuales debemos ayudarles a salir y a confrontarlos, hay que recordar que todo esto tarde o temprano pasara, por lo que hay que tratar con normalidad la situación.
La separación generará cambios de hábitos y de rutinas diarias,
hay que esperar que las emociones de la separación se calmen, así poder poner todo en su sitio y podamos tomar decisiones desde la parte más racional.


 Comunicación estrecha
Los niños se convierten en lo más importante, Esto nos lleva a una mejora en el vínculo emocional con ellos y en la calidad del tiempo que dediques y compartas con ellos, tendrán dos casas, es decir, la casa donde tú vives y por su puesto la casa de tu ex pareja, por lo cual, si tus hijos se sienten bien, tú también estás mejor (y a la inversa).
Como también:
*Mantener al margen a los hijos, de los conflictos y los aspectos legales del divorcio.
* generar una nueva dinámica y saber escuchar las necesidades de los niños.
*Reducir al mínimo la alteración de las rutinas cotidianas de los hijos.
* Hay que Asegurarse de que ambos padres se mantengan implicados en la vida de los niños.
* Se debe de evitar la negatividad contra la ex pareja, y menos aún el resentimiento y la tendencia a culparla de la separación.
La niñez y la adolescencia son etapas de la vida muy complejas. La situación es ¿Cómo afrontar una separación en este momento si tus hijos tienen estas edades?
  • Ten en cuenta que tu separación familiar no debe traer cambios en la etapa de la vida en la que se encuentran. Sigue siendo niños y adolescentes, por lo que merecen vivir este periodo de la vida con las responsabilidades propias de la edad.
  • Escuchar su opinión. Es importante debe mantenerse activa para atender el punto de vista del adolescente. Nunca pongas a tu hijo en la posición de tener que mostrar una mayor preferencia por ti o por tu ex pareja.
Darle la noticia
Una vez estés seguro de tus planes, comunicarles a tus hijos sobre la decisión de separarse.  No existe una manera fácil de dar la noticia, hay que considerar de ser posible, intentar que ambos (tú y el otro progenitor) estén presentes durante la conversación. Es importante dejar a un lado los sentimientos de enfado, culpa o remordimiento. Antes de tener la conversación con tus hijos, práctica cómo se lo vas a decir sin alterarse ni enfadarse durante la conversación.

Aunque la conversación sobre el divorcio debe adaptarse a la edad, grado de madurez y temperamento de los niños y adolescentes, asegúrate de trasmitirle a tus hijos un mensaje fundamental: lo que ha ocurrido es un asunto entre su madre y su padre y que ninguno es en absoluto culpable de lo ocurrido. La mayoría de los niños y jóvenes se sienten culpables aun después de que los padres se lo nieguen. Es básico y fundamental que los padres insistan en esta afirmación para tranquilizar a los hijos. Los padres e hijos no dejan de quererse ni se divorcian nunca.

Si tu hijo es muy pequeño, lo mejor es explicarle todo con palabras sencillas. Podría decirle algo como: "Papi y mami van a vivir en casas diferentes para no pelear tanto, pero dejarle claro que los dos los quieren mucho.
Es posible que los niños mayores y los adolescentes sean más conscientes de la situación que están atravesando los padres y pregunten por las discusiones y peleas que han escuchado.

No hay comentarios. :